Para la columna del diario, El Sol de hermosillo.

Trevi/Andrade: Esclavo y Amo.


Gloria es otra curiosa película del cine nacional. Se suma a las películas de ídolos populares (Juan Gabriel y Cantinflas) que veremos más seguido. Y a pesar de la opinión de las minorías intelectuales, la película tuvo pocas críticas negativas. Ello da pauta para que sea más probable la realización de la película de Pedro Infante que la de Octavio Paz, por fortuna.
La película plasma la vida de la cantautora Gloria Trevi, su ascenso al mundo del espectáculo y la relación que guarda con Sergio Andrade, los abusos sexuales contra menores de edad, el tipo de violencia y corrupción, en un intento de thriller psicológico que pretende mostrar el modus operandi del clan Trevi/Andrade.
Al final de la película, tediosa por cierta, me pregunté varias veces: “¿cómo le hace una persona para controlar a otros?” Tener un séquito de niñas que viajan contigo mientras abusas de ellas, las manipulas y ganas dinero. Parece la vida soñada de algunos de mis mejores amigos. Sin embargo, se necesita un nivel de poder, sometimiento y control digno de un Darth Vader pervertido, para conseguir una hazaña de tal envergadura; no cualquier zoquete podría llegar a hacer la mitad de eso…
Pero retomando la pregunta, ¿cómo le hizo Sergio Andrade para controlar a tantas personas, incluyendo padres y madres que dejaban a sus “lindas criaturitas” con un exitoso promotor; y sobre todo a una que se caracteriza por ser rebelde, creativa e irreverente, como según lo es Gloria Trevi?
Y es que el hombre nunca es hombre o algo así decía un filósofo que sí sabía de lo que hablaba, cuando dijo que el hombre desea deseos. El hombre no es como un animal que desea comer y come; el hombre, por otra parte, va por la vida deseando fortuna, éxito o ser la cantante más popular de los 90´s, como Gloria Trevi.  Sin embargo, diría el filósofo, para conseguir su propósito tendría que ser un amo o un esclavo. En la historia del clan Trevi/Andrade no hace falta recordar quién es quién.

Para llegar a ser amo, Andrade se apropió de todo detalle que rodeara a Gloria. Se convirtió en manager, compositor, productor,
director artístico, guionista y director de tres películas de Gloria Trevi… El deseo de Sergio era que Gloria se sometiera como la Esclava-Trevi, y para ello el amo le arrebató hasta sus deseos, obteniendo fama, reconocimiento y popularidad  
¾a un alto costo ¾ mientras Gloria se hizo esclava, reconociendo al Amo-Andrade.
Toda lucha entre amo y esclavo es una lucha a muerte donde sólo uno resulta vencedor. Por eso Gloria obedece y antepone el temor a la muerte a su deseo. En otras palabras, es mejor obedecer que morir. Además, en la sumisión de Gloria puede ver el placer del Amo-Andrade: “Muy bien, ahora que eres mi esclava estoy feliz porque me reconoces como más fuerte. Mi deseo de someterte ha ganado”.
Gloria Trevi, (igual que las menores abusadas del clan) no se dejó controlar así como así, no es tan fácil; más bien se hacía reconocer como artista por medio de Sergio, y en esa medida era controlada. Si se le dice que sólo es esclava con el reconocimiento del amo, entonces hay que asumirse como esclava. La esclava-Trevi se aseguró de que así fuera. Incluso se enamoró y se casó con el amo-Andrade.
Error. ¿Cuándo un esclavo puede estar al nivel de un amo? ¿A qué amo le gustaría ser reconocido por su esclava? Además, en el amor el más débil se somete a lo sensible y emocional, mientras que el más fuerte es dominador. Tampoco hace falta decir qué sucede cuando un amo domina a su esclava (sexual) Gloria de los Ángeles Treviño Ruíz.
Aunque la esclava-Trevi sufra, continúa trabajando para el amo-Andrade, que sigue gozando a otras niñas, como un zángano. Un ser pasivo que disfruta los beneficios del trabajo de las esclavas. Y ésta es la condena que padece todavía el “depravado” y “malnacido” Sergio Andrade, por hacer lo que hizo, con criaturas delicadas e inocentes...
Por otra parte, aunque Gloria Trevi sea una esclava, el fruto de su trabajo crea cultura, transformación e historia. Es la Esclava-Trevi la que se relaciona con la creatividad y la humanidad, y en esa medida Gloria encuentra su libertad. El esclavo trabajador es cultura. Y ahí está la Gloria dulce, víctima e indefensa, que acapara las luces de la alfombra roja, cantando: “Madre: no tengo más qué decir; más que decir no tengo Madre…”

Al final, Gloria supo bien que ser pro abortista, irreverente, estar presa y rebelarse contra líderes de monopolios televisivos, nunca la hizo menos títere del amo-Andrade; inclusive sabe que continúa siendo una esclava de la industria, que el fruto de su trabajo sigue manteniendo parásitos, y que está bajo el dominio cultural igual de perverso que el propio Andrade… Y algo así dice la teoría: ningún esclavo reformista será revolucionario.

Comentarios